Ayudas públicas a la extensión de la banda ancha

Las ayudas públicas para la banda ancha se dirigen a impulsar la extensión de la cobertura de las nuevas redes de banda ancha que serán desplegadas fundamentalmente por la iniciativa privada con unos ritmos condicionados por la viabilidad de las inversiones, los modelos de negocio y la respuesta del mercado.

Las ayudas otorgadas por cualquier autoridad pública pueden adoptar, entre otras, las siguientes formas: asignación monetaria en forma de subvenciones, préstamos en condiciones mejores a las que ofrece el mercado o apoyo en especie.

Con las ayudas para la banda ancha se persigue aumentar el ritmo y el alcance de la extensión de las redes de banda ancha, corrigiendo fallos de mercado o resultados insatisfactorios desde el punto de vista de la cohesión territorial, minimizando la distorsión de la competencia y respetando el principio de la neutralidad tecnológica.

La Comisión Europea (CE) tiene encomendada la vigilancia de la compatibilidad con el mercado de las ayudas púbicas. En relación con su aplicación a la banda ancha, la CE aprobó las Directrices de la Unión Europea para la aplicación de las normas sobre ayudas estatales para el despliegue rápido de redes de banda ancha. Estas directrices delimitan el tipo de ayudas públicas a la banda ancha y el procedimiento de concesión de las mismas, que será objeto de una evaluación favorable por parte de la CE. Las propuestas de ayudas públicas a la banda ancha que no se ajusten a lo dispuesto en dichas directrices no tienen garantizado su evaluación favorable por la CE.

En la actualidad, España tiene una de las redes de banda ancha fija y móvil con mayor capilaridad del mundo. Puede consultar los últimos datos oficiales disponibles sobre la cobertura de banda ancha.

Con el objetivo de alcanzar una cobertura absoluta en un futuro próximo, el Gobierno de España viene realizando diversas actuaciones para favorecer la extensión de la banda ancha, siendo la más relevante el Programa Nacional de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA).

Programa de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA) 2013-2020

El Programa de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA) está gestionado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales y cuenta con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Las ayudas públicas del Programa PEBA-NGA van destinadas a apoyar el esfuerzo inversor de los operadores privados, con el objetivo de extender el despliegue de las redes de banda ancha de muy alta velocidad (más de 100 Mbps) a las zonas más rurales y de menor densidad de población, en donde existe un fallo de mercado, siendo por tanto este programa un instrumento clave para cerrar la brecha digital geográfica, hacer frente al reto demográfico y construir una sociedad más inclusiva.

De 2013 a 2019 las ayudas se dirigieron exclusivamente a las zonas que carecían de cobertura NGA y de planes para su dotación en un plazo de 3 años (zonas blancas NGA). A partir de 2020, las ayudas se dirigirán también a las zonas que tengan una cobertura NGA deficiente, entendida como la proporcionada o prevista por un solo operador (zonas grises NGA) a velocidad inferior a los 100 Mbps.

Con las ayudas concedidas hasta 2019 y una vez finalicen los proyectos con ayudas concedidas en las últimas convocatorias, la cobertura de acceso a banda ancha de más de 100 Mbps se situará por encima del 91% de la ciudadanía.

La concesión de estas ayudas se rige por la orden que establece las bases reguladoras, y por las respectivas convocatorias.

Convocatorias de ayudas del Programa PEBA-NGA

Información de las convocatorias de ayudas para el despliegue de la banda ancha:

Más información sobre las convocatorias de ayudas

Para ampliar la información sobre las distintas convocatorias del Programa se puede consultar: