Up and participation in standardisation bodies

Share

La normalización puede definirse como el conjunto de actividades de coordinación de criterios relativos a unas especificaciones técnicas cuyo objetivo sea obtener un documento o norma de aplicación voluntaria y de aceptación consensuada por parte de todos los agentes interesados. Una de las condiciones fundamentales del proceso de elaboración de una norma es que éste se desarrolle en el seno de un Organismo de Normalización reconocido. 

La actividad de normalización en el ámbito de las telecomunicaciones ha de tener en cuenta que los requisitos de los proveedores de servicios, fabricantes y usuarios se incrementan día a día, siendo no sólo más numerosos sino cada vez más sofisticados. Además, es importante resaltar la rápida evolución de las telecomunicaciones, que incluso llega a dejar obsoletas técnicas o desarrollos tecnológicos antes de que lleguen al mercado. Este ritmo en la evolución de las tecnologías de la información requiere estructuras capaces de adaptarse a ella y dar respuesta eficaz a los retos que se plantean. 

Por todo ello es necesaria la existencia de organismos de normalización en el ámbito de las telecomunicaciones tanto a nivel nacional, como europeo e internacional. El Área de Normalización Técnica realiza el seguimiento y participa en los trabajos desarrollados por los organismos arriba señalados.