Regulation of telecommunications services roaming in the European Union

Share

En la Unión Europea (UE) existe una regulación de los servicios de telecomunicaciones móviles en itinerancia internacional (roaming) cuando los usuarios visitan un país diferente al de su operador de origen. El objetivo principal de esta regulación es eliminar barreras para el uso de estos servicios por parte de los ciudadanos y empresas, en aras del desarrollo de un mercado único de telecomunicaciones en la UE. 

Con este objetivo, en los últimos años se han regulado los precios máximos para los servicios de telecomunicaciones en itinerancia (servicio de llamadas, SMS, MMS y datos) dentro de la UE. Asimismo, se han establecido límites máximos por defecto en la facturación para el acceso a Internet en roaming de 50 euros sin IVA, que se aplica por defecto a no ser que el usuario elija un límite más alto, y la obligación de informar a los usuarios al alcanzar el 80% de este límite cuando se encuentren en otro país de la UE. 

El nuevo Reglamento (UE) 2015/2120 del Parlamento Europeo y del Consejo va más allá y establece la eliminación de los sobrecargos por roaming a partir de junio de 2017. Esto significa que a partir del 15 de junio de 2017 los usuarios de servicios de telefonía e internet en el móvil, podrán viajar dentro de la UE utilizando la misma tarifa que tengan contratada en su país de origen para estos servicios (tarifa doméstica). Por ejemplo, si un usuario tiene contratado un número de minutos en llamadas o Megabytes (MB) de datos en su país de origen, cuando viaje a otro país de la UE, todas las llamadas o conexiones de datos que realice serán contabilizados como parte de su tarifa doméstica, sin cargos adicionales a los ya establecidos por su operador nacional.  

Hasta la eliminación de los sobrecargos por roaming sobre la tarifa doméstica de cada usuario, que se producirá en junio de 2017, los precios máximos para los servicios de telefonía y acceso a Internet de banda ancha móvil en itinerancia serán los siguientes: 

  • Precios máximos hasta abril de 2016: 0,19€ por minuto de llamada realizada; 0,06€ por SMS enviado y 0,20€ por MB de datos (precios sin IVA). Es decir, hasta esta fecha se da continuidad a los precios que ya habían sido fijados en el anterior Reglamento de roaming (UE) Nº 531/2012.  
  • Precios máximos partir de abril de 2016 y hasta junio de 2017: los operadores podrán cobrar cantidades adicionales a la tarifa doméstica, de carácter reducido: 0,05€ por minuto de llamada realizada; 0,02€ por SMS enviado y 0,05€ por MB de datos (precios sin IVA). Estos son los precios transitorios establecidos en el nuevo Reglamento de roaming (UE) 2015/2120 que, a modo de ejemplo, suponen que un cliente con tarifa plana para llamadas nacionales vea reducido el precio de las llamadas en roaming aproximadamente en un 75 %, al pasar de 0,19 € a 0,05€ por minuto. 

Los operadores deben ofrecer por defecto a sus usuarios en roaming estas tarifas reguladas. Además, pueden ofrecer alguna tarifa alternativa, pero el usuario debe dar su consentimiento explícito para contratarla. 

El nuevo Reglamento de roaming también introduce ciertas limitaciones para garantizar un uso razonable del servicio de itinerancia por parte de los usuarios, con el fin de evitar ciertos abusos como las situaciones de “roaming permanente”, es decir, que un usuario obtenga una tarjeta SIM en otro Estado Miembro, donde las tarifas domésticas son más favorables, para utilizarla permanentemente en su país de residencia. Esta garantía de uso razonable se basa en un límite de uso de los servicios en itinerancia, una vez alcanzando el cual los operadores podrán cobrar un sobrecargo adicional, que también está regulado. 

Por otro lado, la Comisión Europea también regula los precios mayoristas para los servicios en roaming, estableciendo los precios que se pagan los operadores entre sí por utilizar sus respectivas redes. 

Cabe subrayar que esta regulación de precios sólo aplica entre países pertenecientes a la Unión Europea y no en el resto de países.